Noticia | Los Servitas conmemoran su 225 aniversario

| 11 de septiembre de 2017| 20:15



La Hermandad Servita de Los Palacios y Villafranca conmemoró el sábado el 225 aniversario de su fundación con una misa pontifical, celebrada a las puertas de su capilla, en la calle Abajo, y una salida extraordinaria que congregó en las calles del centro urbano a miles de palaciegos. Todos asistieron a un hecho histórico que culminó con una estampa inédita, sus dos imágenes titulares, el Santísimo Cristo de la Misericordia y Nuestra Señora de los Dolores, representaban la Piedad en un mismo paso.
En un amplio altar elevado en plena calle, el Vicario General de la Archidiócesis de Sevilla, Teodoro León, presidió la misa, acompañado de una nutrida representación del clero local. En un palco lateral, se situaban la Junta de Gobierno de la Hermandad Servita, los hermanos mayores de las diferentes hermandades y Cofradías de Los Palacios y Villafranca, representantes de otras Hermandades Servita, como las de Lucena y Carmona, y miembros del consejo local. El otro palco fue ocupado por la Corporación Municipal, con el alcalde, Juan Manuel Valle, a la cabeza.
El patio de butacas, de unas 400 sillas que ocupaban gran parte de la calle Abajo, se llenó con diversos invitados al acto religioso y un importante grupo de vecinos.
La capilla musical corrió a cargo de la Escolanía de Los Palacios, que una vez más deslumbró por la calidad de sus interpretaciones.
Por sobre todo, destacaba el impresionante paso del Santísimo Cristo de la Misericordia, que acogía las dos imágenes titulares de la Hermandad Servita componiendo el conjunto de la Piedad bajo una imponente cruz de madera. Este misterio nunca ha procesionado por las calles palaciegas y sorprendía por su sobriedad y belleza.
Tras la misa, tuvo lugar la imposición de la Medalla de Oro de la Villa a la Virgen de los Dolores. El secretario accidental del Ayuntamiento, Cristóbal Contreras, leyó el acta que recoge la concesión de la medalla, acordada por unanimidad de todos los grupos políticos del Consistorio en el pleno extraordinario celebrado el 10 de agosto pasado. Este reconocimiento había sido respaldado por más de una treintena de colectivos y entidades, y más de 1.200 vecinos
La medalla, que estuvo custodiada por una familia servita durante la misa, fue colocada por el alcalde Juan Manuel Valle en el relicario cedido para la ocasión por la Hermandad del Gran Poder.
Antes de las nueve de la noche, los responsables de la organización formalizaron el cortejo que precedía al paso, en el que participaron todas las hermandades presentes, unos 200 hermanos con cirio y medio centenar de mujeres vestidas de mantilla. Juan Troncoso dirigía el misterio, que contaba para esta ocasión con un centenar de costaleros de ambas cuadrillas servitas, además de veteranos costaleros ya retirados, a los que se les dio la oportunidad de estar en este día histórico. La Banda de Música Fernando Guerrero puso el acompañamiento musical durante toda la procesión, en la que se vivieron momentos muy emotivos.
Durante las cinco horas de recorrido, el paso fue acompañado por miles de personas que se agolpaban en las calles del centro histórico con la convicción de que vivían un día único, el de la conmemoración del 225 aniversario de la fundación de la Hermandad Servita palaciega, que celebraba la efeméride con una Piedad que emocionaba a su paso.