Noticia | El Ayuntamiento palaciego adquiere una nueva partida de 300 contenedores para residuos orgánicos

| 13 de septiembre de 2021| 14:45



El Ayuntamiento de Los Palacios y Villafranca ha adquirido una partida de 300 nuevos contenedores para residuos sólidos urbanos, con el objetivo de reforzar y ampliar la capacidad del servicio de recogida de basuras, especialmente en los puntos que presenten déficit y una inversión de 60.000 euros.

El pedido se ha visto retrasado algunos meses debido a los problemas de suministro de materiales por la escasez de materias primas. El alcalde Juan Manuel Valle, ha explicado que esta nueva dotación se ha realizado con cargo al presupuesto municipal de este año 2021, “es la mayor adquisición que ha hecho nunca el Ayuntamiento. Vamos a ampliar en un 30% la capacidad actual de recogida de basura de Los Palacios y Villafranca y las tres pedanías para solventar carencias de contenedores en algunas zonas que han sufrido actos vandálicos de quema de contenedores o por el deterioro causado por un mal uso de los mismos, “durante todo el año tenemos que hacer un esfuerzo importante que sale del bolsillo de todos los palaciegos para corregir los problemas que generan los incívicos y también por el mal uso que sufren a veces los contenedores como el vertido de escombros y otros residuos para los que no son aptos y está expresamente prohibido”.

Un porcentaje de los mismos vienen adaptados para que puedan ser usados por personas con movilidad reducida, además el alcalde ha asegurado que es “una apuesta del Gobierno Municipal trasladar nuestro compromiso con la accesibilidad al igual que lo hacemos en las obras, eliminando las barreras arquitectónicas, ahora tendremos contenedores adaptados”.

Están fabricados en un ochenta por ciento con material reciclado “que también es un compromiso por parte del Gobierno con la sostenibilidad medioambiental por lo que incorporamos cada vez más elementos sostenibles a nuestro paisaje urbano, como por ejemplo señales de tráfico ecológicas. En definitiva, respondiendo a la prioridad de tener un pueblo más limpio, con mejor equipamiento preparado para la recogida de basuras”.

Aseguró asimismo que “incrementando de este modo el número de contenedores vamos a facilitar a la ciudadanía que depositen su basura en bolsas debidamente cerradas y en las horas previstas, de 21.00 a 23.00 horas, evitando las molestias a otros vecinos y las situaciones de malos olores o insalubridad.

El alcalde también recordó que en este 2021 desde el Ayuntamiento “se ha adquirido un nuevo camión de recogida de residuos urbanos con una inversión de 165.000 euros, también se han incorporado cerca de 400 papeleras, con un coste de 58.000 euros. Y ahora estos 300 nuevos contenedores. Ya se ha procedido a la adjudicación de un nuevo contrato para contenedores de recogida selectiva, con el que se ampliará en breve el número de contenedores de papel-cartón, plástico-envases y vidrio, que empezarán a colocarse en los próximos días y también se va a facilitar la recogida del cartón a domicilio para aquellos negocios grandes generadores de este tipo de residuos”.

No obstante, el primer edil apeló de nuevo al civismo de los ciudadanos, “no podemos tener una papelera, un contenedor en cada casa, hay calles en las que por sus circunstancias se hace imposible colocar contenedores. Si queremos tener un pueblo más limpio, además de que el Ayuntamiento haga sus deberes, invirtiendo y renovando en dotación, contenedores, vehículos, también tenemos que preguntarnos si como ciudadanos estamos haciendo lo posible, depositando los residuos correctamente. De lo contrario, no hay presupuesto municipal, no tendríamos dinero todos los palaciegos para contratar personal de la limpieza que deban estar detrás de cada uno de nosotros, no se pueden tirar objetos, latas de refresco, papeles, a la vía pública, y eso desgraciadamente lo vemos todos los días”.

“Si no somos capaces de poner cada uno nuestro granito de arena para tener un pueblo más limpio va a ser muy difícil conseguirlo. Desde el Ayuntamiento vamos a continuar invirtiendo y contratando personal para el servicio de limpieza pero debemos acompañarlo con el civismo de todos, depositando los cartones en el contenedor adecuado para ello, usando el Punto Limpio, que está abierto de lunes a domingo, para los residuos de más envergadura, y llamando al Consistorio para utilizar el servicio gratuito de recogida de enseres”.

“Un pueblo más limpio es mejor para los comercios, para los restaurantes, para la ciudadanía en general, se vive mejor, y conseguirlo es tarea de todos. Un pueblo limpio es aquel que ensucia menos”, recalcó el alcalde.